#MakeItReal, CCR, Hábitos, Nutrición
Dejar un comentario

Guerra a la máquina (expendedora)

 

pexels-photo-325526.jpeg

En los últimos meses, al vivir solo y tener que preocuparme más de mis hábitos de alimentación, no me ha sido tan fácil como me esperaba. Uno de los ejemplos más claros es acabar comiendo cosas de máquina expendedora casi diariamente, cosa que generalmente nunca hacia.

Ahora quiero dejar este hábito que he cogido durante los últimos meses.

Razones para dejar este hábito

  1. Los productos de máquina expendedora no son comida. La mayoría son una combinación de grasas saturadas y azúcar refinado, que a parte de perjudicar a mi salud física, disminuyen mi energía minutos después de comer, afectando mi atención en clase. Vamos, que me dejan grogui.
  2. Muchos ingredientes de estos productos, a parte de ser de baja calidad, provienen de muy lejos y tienen efectos importantes más allá de la salud de quien lo consume. Por ejemplo, el aceite de palma, del cual se ha hablado por sus efectos ambientales.
  3. Son productos demasiado caros por lo que son. 0’70€ o 1€ parece poco hasta que van sumando día tras día…
  4. No quiero promover como persona, y mucho menos, como dietista-nutricionista, este tipo de productos.

Dicho esto, no quiero culpar a los vendedores de estos productos directamente ni a los que los comen, sino tomar responsabilidad de ello. Busco cambiar este hábito sin culpabilizarme demasiado, sino entender algunos de los disparadores emocionales que lo causan (ej. me siento aburrido, estoy cansando, estoy enfadado…) y tomar acción.

El nuevo hábito

  • Disparador: Generalmente: hambre emocional, “que es la hora de desayunar” o “que no me puedo saltar el desayuno”, o, en algunas veces, hambre real .
  • Rutina:
    1. Darme cuenta de que tengo hambre, quiero comer algo y ver excusas que mi mente se pueda inventar.
    2. Beber agua, comer algun snack o no dejar pasar mis ganas de comer.
  • Premio: Ganar una X en mi tarjeta de The X Effect al final de cada día.Si tengo una X cada día durante 49 días seguidos, hay premio: un zumo de Teresa’s Juicery.
14959329096_3c4849d842_k-750x562.jpg

Zumos de Teresa’s Juicery. Valdrá la pena, that’s for sure.

Posibles objeciones

  • “Tengo hambre.” Come algún snack preparado o bebe agua.
  • “Pero lo que tengo no me gusta.” Continúa comiendo lo que ahora no quieres, y tu cuerpo se adaptará. Por contra, El deseo por dulce puede crecer más si lo continuas alimentando en el futuro.
  • “Tengo que comer, me estoy mareando.”Esto es diferente y debería ser corregido, pero no es muy probable que pase si has desayunado (y cenado) mínimamente bien y tienes algún snack preparado.
  • “No tengo nada para comer, pero es que es hora de comer.” Escucha a tu cuerpo y a tu mente. ¿Quien es quien quiere comer? A partir de ahí, busca en que se basan sus excusas y toma acción.
  • “Y si es la misma comida, pero de fuera de la máquina, ¿cuenta?” Si, no lo compres. Si te lo ofrecen, recházalo. No estamos hablando de dulces, como unas galletas que la abuela te ha preparado, sino un tipo de producto altamente procesado y refinado.
  • “La bollería del bar no es tan mala.” He ido al bar de la universidad un par de veces a comer y he acabado comiendo una caña de chocolate, aunque una vez fuera con la mentalidad de comer un bocadillo. La bollería que se vende allí tampoco es de demasiada de calidad y lo descarto por su similitud con todo lo de la máquina.

Última actualización de mi plantilla de hábito: 5/03/17


Nota 1: Hace un par de días que estoy trabajando con otro hábito, y algunos de los mandamientos que Leo Babauta (maestro habitólogo) nos ha enseñado es a cambiar un sólo hábito a la vez. Como excepción, aquí trabajaré aquí en un pequeño hábito extra.

Nota 2: Evidentemente, el problema no está en las máquinas expendedoras, sinó en lo que actualmente se vende. Quizás si dejásemos de generar demanda de algunos de los productos que se venden, la cosa cambiaría (just sayin’).

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s