#MakeItReal, CCR, Experimentos, Hábitos, Nutrición, Recetas
Dejar un comentario

Comer Comida Real – Revisión Agosto

Aquí está la primera revisión de este macroexperimento que voy a llevar a cabo hasta final de año. Como ya explique en su momento, este experimento me permite aprender sobre mí mismo y mis hábitos además de poner unes bases sólidas para mejorar en mi alimentación.

La manera en la que estoy realizando el seguimiento se basa en una tarjeta mensual en la que marco los días en los que cumplo el mini-reto semanal.

20160831_200708.jpg

Leyenda:

  • X Roja – Completado
  • X Verde – No revisado
  • X Azul – No comí
  • Círculo Rojo – Fallado

A continuación explico los resultados y experiencias aprendidas cada semana.

Semana 1 – Comer o beber fruta al desayunar

Comenzar el día comiendo bien es empezar bien el día. Así que empecé por comer/beber fruta – cosa fácil – y fue todo un éxito. 7 días de 7 días. El problema es que me decanté por beber fruta más que comer fruta.

Por supuesto, es mejor beber un zumo de naranja o pomelo natural que uno procesado pero no creo que obtengas los mismos beneficios que comer la fruta entera. Al comer fruta solo 2 de los 7 días tenía claro el siguiente reto.

Otra cosa a destacar de esa semana fue mi implicación en la cocina. En los cinco primeros días cociné un plato cada día diferente – todos riquísimos.

Semana 2 – Comer fruta al desayunar

La segunda semana también fue un éxito (6 días de 7). El único día en que no comí fue porque me levante tarde y preferí no desayunar. Un problema que encuentro al cambiar de hábitos es que, dentro de las normas, tenemos la tendencia a adaptamos a la opción más fácil de todas.

¿El reto es solo comer fruta? Pues como las frutas que me gustan y me no me pongo el reto de comer otras a las que no estoy acostumbrado.

Comer fruta para mí es difícil: puedo estar 10 minutos para comer una manzana o un plátano – frutas que me gustan – y ni te cuento con frutas que me cuestan mucho. Lo puedas creer o no, no se disfrutar con frutas como las fresas, la sandía, las cerezas, la piña, el melón y muchas otras. De momento, manzana, plátano y melocotón son mis amigos.

Semana 3 – Vacaciones

Un poco un desastre, pero no me siento mal. Estando todo el mes de vacaciones (y esa semana, de fiestas en el pueblo), al levantarme cada día tarde no cumplí mi reto. Cuando ya pasó un día, ya no pensé en él.

Un problema usual que ocurre al cambiar de hábitos -me pasó en la semana 3 y 4 – es que fue víctima del efecto “What The Hell!” – (“¡Qué demonios!).

Efecto “What The Hell“: Al fallar en parte de un desafío (ej. fallar un día en un reto mensual), somos más propicios a volver a fallar ya que pensamos que al haber fallado, no nos importa volver a fallar (internamente decimos “¡Qué importa, que demonios!”) y volvemos a fallar / dejamos completamente el desafío.

Me sucedió cuando al fallar un día a la semana, me levanté al día siguiente sin ganas de continuar y pensé “¡qué más da, esto no vale la pena, la semana siguiente me pongo a ello!”

Semana 4 – Desayunos sin (demasiado) azúcar

Solo lo cumplí 2 de los 7 días. Las causas fueron las vacaciones, falta de planificación e ideas. El primer día comí fruta, pan con embutidos y un té verde. Esto puede estar bien para un día, pero la falta de ideas causó que no tuviera opciones preparadas para comer sin (demasiado) azúcar, que para mi quiere decir no utilizar ningun producto con más de un 5% de azúcares en su etiqueta.

La planificación es muy importante, especialmente, al cambiar de hábitos. La razón principal es evitar ser víctimas de la fatiga de decisión. Quizás el concepto se aplique mejor a otras situaciones, pero también creo que es valida aquí.

Fatiga de decisión (wiki): En la toma de decisiones y la psicología, la fatiga de decisión se refiere al deterioro de la calidad de las decisiones tomadas por un individuo, después de una larga sesión de toma de decisiones.

Aunque al levantarte no has tenido una larga sesión de toma de decisiones, pero también te encuentras en un momento dónde tu fuerza de voluntad no esta en un nivel máximo – similar a lo que pasa cuando ya has tomado muchas decisiones-.

Debo trabajar en solucionar esto.

Semana 5 – Desayunos sin azúcar (¿Parte 2?) + Dos novedades.

Esta vez voy a volver a intentar el minireto de la semana anterior. Ya he fallado 3 días de 3, pero voy a cambiar el rumbo de la semana. Voy a buscar recetas para empezar y planificarme.

Como novedad, esta semana empiezo a tomar (por 60 días) un complejo multivitamínico y un probiótico como suplementos que me acompañaran estos días. Es la primera vez que empezaré a tomar probióticos y quiero ver qué efecto tienen en mi física y mentalmente.

Una aclaración sobre el proyecto: los hábitos que propongo son acumulativos. Por ejemplo, si digo de comer fruta por la mañana es un hábito con el que quiero potenciar comer fruta, y a poder ser, por la mañana también. Pero es algo flexible, en las siguientes semanas busco mantener los mini hábitos anteriores, pongamos, un 60% de las veces por lo mínimo. Ser demasiado estricto no me funciona.

Lecciones aprendidas este primer mes

4351188150_3bf7ab8b3b_z.jpg

  • La planificación y preparación son esenciales en la formación de hábitos, especialmente aquellos que requieren más fuerza de voluntad.
  • Tener clara la motivación tanto interna como externa puede ayudarte a continuar y evitar dejarte llevar por el efecto What The Hell.
  • Aunque no dediquemos todo el día al hábito -no debemos hacerlo- es necesario tener en mente que no podemos olvidarlo.

 

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s