Traducciones Zen Habits
Dejar un comentario

La Zona de Incomodidad: Cómo Dominar el Universo

 

nature-sunny-man-person-large

Nota: Este artículo fue originalmente publicado por Leo Babauta, en su blog, zenhabits.net.

De todas las habilidades que he aprendido en los últimos 7 años cambiando mi vida, una habilidad resalta encima de las otras:

Aprender a sentirse cómodo con la incomodidad.

Si puedes aprender esta habilidad, puedes dominar prácticamente todo. Puedes vencer a la procrastinación, empezar a hacer ejercicio, hacer una dieta más saludable, aprender una nueva lengua, hacer frente a nuevos y agotadores retos, explorar nuevas coses, hablar en un escenario, dejar de lado todo lo que sabes, ser minimalista. Y esto es solo el comienzo.

Desafortunadamente, mucha gente evita el estar disconforme. Quiero decir, ellos realmente lo evitan – al primer signo de estar incómodo, ellos correrán tan rápido como puedan hacia otra dirección. Esto es, quizás, el factor más limitante para mucha gente, y es la razón por la que no puedes cambiar tus hábitos.

Piensa sobre esto: mucha gente no come verdura porque no les agrada su gusto. No estamos hablando de un dolor de alma muy fuerte, ni de una tortura en Guantánamo, pero un gusto al que no estás acostumbrado. Y por esto, ellos acaban comiendo aquello que les gusta, que son dulces y comida frita y quesos y snacks salados y grandes cantidades de harinas procesadas.

El simple acto de aprender a acostumbrarse a algo que tiene un gusto diferente – no tan difícil en el conjunto de la vida – hace que la gente no este sana, y con sobrepeso.

Lo sé, porque este era yo por muchos años. Me convertí en alguien gordo y sedentario y fumador y profundamente endeudado y con mucho desorden en mi vida y procrastinador, porque no me gustaban las coses que no eran confortables. Y, como resultado, cree una vida muy nada confortable.

Lo preciso aquí es: He aprendido que estar un poco incómodo no es algo malo. De hecho, puede ser algo que tú disfrutes, con un poco de entrenamiento. Cuando aprendí eso, fui capaz de cambiar cualquier cosa, y soy bastante bueno cambiando gracias a esta habilidad.

Domina tu miedo a no estar confortable, y podrás dominar el universo.

 

Evitar la incomodidad

Cuando la gente va estresada, se pasan al tabaco, a la comida, a las compras, al alcohol, las drogas… cualquier cosa para eliminar la incomodidad de lo que sea que les está estresando. Aunque, si miras más profundamente a este estrés, es, en realidad, un miedo infundado que lo está causando (normalmente el miedo a no ser suficientemente bueno), y si lo examináramos y le diéramos un poco de luz del día, empezaría a marcharse.

Cuando la gente empieza a hacer ejercicio después de haber sido sedentarios, están incomodos. ¡Es difícil! Puedes estar dolorido. No es tan fácil como no hacer ejercicio. No es algo a lo que estás acostumbrado, y tienes miedo a hacerlo mal o a parecer estúpido. Y cuando paras un rato, porque es incómodo, es realmente cuando no es horrible estar un poco incómodo por un poco. No estamos hablando de dolor, solo incomodidad.

Cuando la gente prueba una dieta más sana, no les gusta demasiado – comer verduras y frutos secos y tofu o tempeh o legumbres no es tan emocionante como comer comida frita, grasienta, salada o dulce. Es incómodo cambiar tu paladar, pero la verdad es que se puede cambiar fácilmente a través de un poco de incomodidad.

La incomodidad no es algo malo. Es algo a lo que no estamos acostumbrados. Y lo evitamos, con el coste de no poder cambiar las coses, no estar sanos, no estar abiertos a la aventura y el caos de vida.

 

Dominar la incomodidad

La forma de dominar la incomodidad es hacerlo cómodamente. Puede sonar contradictorio, pero no lo es. Si tienes miedo a estar incómodo, y pruebas de batir estar incomodidad con una actividad agotadora, probablemente abandonaras y fallaras, y volverás a la comodidad.

Por lo tanto, hazlo en pequeñas dosis.

  1. Toma algo que no sea tan difícil. Meditar es un ejemplo. No es tan difícil – solo te sientas y tomas atención de tu cuerpo y tu respiración, en el momento presente. No tienes que vaciar tu mente (solo notar tus pensamientos), no tienes que cantar nada raro, solo sentarte y tomar atención. Si no te gusta la meditación, prueba una nueva comida, como col kale o almendras crudas o quinoa. O algún ejercicio bastante fácil si eres sedentario, como caminar o trotar.
  2. Haz un poco. No tienes que empezar haciendo 30 minutos de algo a lo que no estás acostumbrado. Hazlo por solo unos minutos.
  3. Empújate fuera de la zona de confort, un poco. Mi amiga y sacerdotisa Susan O’Conell tiene una instrucción de meditación favorita que puedes utilizar para casi cada actividad, de hecho: cuando estés meditando y notes que estas a punto de levantarte, no lo hagas, cuando lo notes por segunda vez, no lo hagas, cuando lo notes por tercera vez, luego, hazlo. De forma que sientas las ganas de parar, la incomodidad dos veces antes de ceder la tercera vez. Esta es una buena forma de empujarse fuera de la zona de confort. Puedes hacer este ejercicio y muchos otros – empújate un poco.
  4. Mira la incomodidad. Mírate a ti mismo mientras estas un poco incómodo – ¿te estás empezando a quejar (internamente)? ¿Estás empezando a buscar formas de evitarla? ¿A que recorres? ¿Qué pasa si te quedas con esta incomodidad, y no haces nada?
  5. Sonríe. Este no es un consejo trivial. Si puedes sonreír estando inconfortable, puedes aprender a estar contento con la incomodidad, practicando. Cuando hice, el Goruck Challenge en 2011, fueron 13 incómodas horas – rodillas ensangrentadas, arena en mis zapatos mientras escalaba y corría con más de 60 libras en mi espalda, llevando a mis compañeros de equipo y a mi registro, haciendo flexiones, crabwalks y otros ejercicios, queriendo ir al baño y estando cansado y hambriento y com frío. Con todo esto aún practique algo simple: probé de mantener una sonrisa durante toda la incomodidad. Es una práctica importante.

Repite esta práctica diariamente. Sera extraño, quizás difícil, al principio, pero luego, tu zona de confort se va a expandir. I si practicas suficientemente, y con diferentes actividades, tu zona de confort se va a expandir para incluir la incomodidad. Y luego puedes dominar el universo.

 

Lo que puedes dominar ahora

Si puedes dominar la incomodidad, ¿qué puedes dominar como resultado? Prácticamente todo:

  1. Procrastinación. Procrastinamos para evitar algo que no es cómodo, pero puedes aprender a estar con esta tarea, aunque no sea confortable. La incomodidad no es algo malo.
  2. Ejercicio. Evitamos hacer ejercicio porque no es cómodo, pero si expandiéramos la zona de confort poco a poco, podríamos hacer de la actividad física algo con lo que estar cómodos, después de pequeñas repeticiones.
  3. Escribir. Si quieres escribir pero es algo que siempre dejas de lado, esto es porque escribir es normalmente difícil, o menos confortable que comprobar si tienes correo o mirar las redes sociales (por ejemplo). Quédate con la incomodidad, y escribirás más que nunca.
  4. Comer saludablemente. Es increíble como nuestros paladares puedes cambiar con el tiempo, a medida que nos acostumbramos a comer comida más saludable. Esto quiere decir pasar por pequeños periodos de incomodidad, pero no es tan malo si lo hacemos con pequeñas dosis.
  5. Meditación. Evitamos la incomodidad de sentarnos y no hacer nada, de centrarnos en el presente. No es tan difícil – solo un poco incómodo.
  6. Levantarnos más temprano. Levantarnos más temprano significa estar cansados por un rato, pero no es algo terrible.
  7. Aprender una lengua o un instrumento. ¿Quieres aprender algo nuevo? Esto quiere decir hacer algo a lo que no estás acostumbrado, por definición, y por lo tanto nos hace estar incomodos. Quédate con esta incomodidad y antes de que te des cuentas habrás aprendido una nueva habilidad.
  8. Desorden. El desorden es otra forma de procrastinación. No guardar las cosas que no necesitas, porque no es confortable hacerlo ahora mismo (en comparación con, digamos, pasar el rato en internet o viendo la televisión). Pero hacer algo diferente ahora no es tan difícil una vez pasas esta incomodidad.
  9. Leer novelas. Tenemos la tendencia a evitar sentarnos con un libro, porque queremos hacer algo más cómodo (otra vez, como pasar el rato en Internet, como un ejemplo). Si pudiéramos sentarnos con nuestro libro y un poco de incomodidad, podríamos leer mucho más.
  10. Vaciar nuestro inbox de emails. Otra forma de procrastinación – recibes algunos e-mails, quizás los miras, pero los dejas ahí porque es más fácil no interactuar con ellos (ya sea leerlos, eliminarlos u otra acción).
  11. Deuda. Esto es causado por una serie de procedimientos a los que tenemos que hacer frente que no son cómodos – apuntarnos nuestras deudas y recibos, hacer un simple presupuesto, hacer cosas que son gratis en vez de ir de compras, etc. Pero yo eliminé todas mis deudas haciendo frente a estas cosas, y fue maravilloso.
  12. Nuevas aventuras. Mucha gente se queda en lugares en los que están confortables, cosa que quiere decir perderse nuevas experiencias que pueden ser un poco incomodas. Hasta cuando viajamos, mucha gente prefiere quedarse con los tours para turistas y comida a la que están acostumbrados, en vez de buscar extrañas pero experiencias más auténticas en otro lugar. Evitamos conocer nueva gente, hablar en público, dejar ir todo aquello que podamos saber, abrirnos a nuevas cosas… para evitar un poco de confort.

Y esto es solo el comienzo. En cada una de estas áreas hay muchas cosas en las que puedes trabajar en los siguientes años para no tener miedo del discomfort, y hay muchas áreas en las que puedes explorar abiertas a ti.

La incomodidad puede ser una llave alegre que lo abra todo por ti.

“La incomodidad es gran parte de mi plan maestro” – Jonathan Lethem

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s